3 EJERCICIOS PARA CORREGIR DESEQUILIBRIOS MUSCULARES

¿Alguna vez has notado en la bicicleta que tiras más con una pierna que con la otra? Las piernas perfectamente equilibradas son una ventaja para cualquier ciclista. Sin embargo, son muy frecuentes los desequilibrios musculares.

Multitud de ciclista conocen que una de sus piernas siempre responde mejor que la otra (sobre todo aquellos que usan potenciómetro). Este problema suele ser debido a una lesión previa o vicios de postura que terminan produciendo dichos desequilibrios.

Estos desequilibrios musculares pueden solucionarse a través de una serie de ejercicios que nos ayuden a igualar la fuerza y resistencia. Estos son los 3 ejercicios más recomendables para los aficionados al ciclismo que desean corregir los desequilibrios entre sus piernas:

1.- Sesiones de rodillo o bicicleta estática:

Podemos corregir desequilibrios musculares pedaleando únicamente con una pierna en una bicicleta estática o realizando sesiones de rodillo. De esta manera, debemos realizar varias sesiones alternando las piernas. La intensidad debe mantenerse o variar según el grado de desequilibrio entre ambas extremidades.

Lo correcto sería pedalear a más intensidad con la pierna más débil y a menos intensidad con la pierna más fuerte. Así lograremos un aumento de fuerza en la pierna a corregir.

2.- Extensión de piernas:

Este ejercicio puede realizarse en el gimnasio con las prensas adecuadas para ello. Aunque, de una manera más cómoda, también puede realizarse en casa con sentadillas a una pierna con ayuda de una pared u otro punto de apoyo. Alternando las piernas, debemos realizar sesiones variando repeticiones y peso en función del grado de desequilibrio entre ambas piernas.

Por tanto, lo correcto sería hacer más repeticiones o cargar más peso con la pierna más débil. Y así, con la pierna más fuerte realizaremos menos repeticiones o peso para corregir el desequilibrio.

3.- Elevación de talones:

Este ejercicio es muy eficaz para potenciar el rendimiento de los gemelos. Así corregiremos las diferencias de rendimiento elevando talones a una sola pierna, con varias sesiones alternando una pierna y otra.

Como en los dos anteriores ejercicios, se puede variar la intensidad realizando más repeticiones o cargando más peso entre la pierna débil y la más entrenada.

 

FUENTE: WWW.TODOMOUNTAINBIKE.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *