¿POR QUÉ APARECEN LAS AGUJETAS Y CÓMO SE TRATAN?

agujetas

Todo el mundo hemos sentido agujetas alguna vez, ya que es un problema muy extendido en el mundo del deporte. Pero… ¿por qué aparecen y cómo se tratan?

Las agujetas son un dolor agudo junto a inflamación muscular, produciéndose además una reducción de la movilidad. Aparece unas horas después de practicar un ejercicio físico intenso (generalmente durante un periodo de entre 24 y 48 horas de duración).

¿Por qué aparecen?

Existen tres teorías sobre las causas que podrían propiciar la aparición de agujetas. La primera se basa en las microrroturas de fibras musculares, y es la más aceptada por la comunidad científica. El dolor muscular y la inflamación es producido a causa de la rotura de un elevado número de fibras musculares durante el ejercicio.

La segunda teoría nos habla de la elevación local de la temperatura de los músculos. Esta hipótesis baraja la idea de que durante el ejercicio el músculo se calienta provocando microlesiones en algunas zonas. Aunque son necesarias más investigaciones al respecto.

Otra posible causa y tercera teoría, demostrada como falsa a pesar de ser la más reconocida por los deportistas, es la acumulación de ácido láctico. Esta teoría explica que el ácido láctico resultado de la actividad metabólica en as células musculares acaba cristalizando, y dichos cristales provocan el dolor muscular. Sin embargo, las personas que sufren la enfermedad de McArdle (imposibilidad de producir ácido láctico) también sienten dolor de agujetas.

 

¿Cómo se tratan?

¡Su principal causa es un misterio! Pero está demostrado que realizar estiramiento precios y posteriores al ejercicio físico contribuye a disminuir la intensidad del dolor provocado por las agujetas.

Además, aumentar la intensidad del ejercicio de forma gradual prepara las fibras musculares para el esfuerzo, mitigando las agujetas.

Pero cuando ya no hay marcha atrás y el dolor de las agujetas nos atormenta, el tratamiento con frío en la zona afectada y los baños de contraste con agua fría y caliente son un buen remedio para aliviarlo. Sin olvidar la opción elegida por muchos deportistas profesionales… ¡los masajes!

Pero si hablamos de algo más que unas simple agujetas, en los casos más graves y dolorosos, lo más recomendable es acudir a un profesional médico para que sea este el que determine el alcance de la lesión y nos proponga el tratamiento adecuado.

¿Tratar las agujetas con azúcar? ¡Infórmate leyendo nuestro POST sobre mitos!

FUENTE: TODOMOUNTAINBIKE.NET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *